" ROMPIENTE "
Espectáculo de clown con Sivia Aguado.
Una creación de Silvia Aguado, Agustín Flores Muñoz y Lila Monti.
Dirigido por Agustín Flores Muñoz.

miércoles, 20 de abril de 2011

Entrevista en "Ediciones Outsider", por Valeria Iglesias

Entrevista en "Ediciones Outsider", por Valeria Iglesias, Noviembre 2014 



Mi experiencia digital - Silvia Aguado
Personalmente mi experiencia con el ebook es escueta. Pero si facilita el acceso masivo a la literatura, lo banco. Yo necesitare más tiempo para hacerme amiga. Todavía el libro en papel me sigue pareciendo insuperable. Material, poética y concretamente.



Silvia Aguado es actriz, clown, docente de ambas disciplinas. Licenciada en comunicación audiovisual.
Trabajos recientes: “Rompiente”, espectáculo unipersonal de clown con Silvia Aguado, con autoría de Lila Monti, Agustín Flores Muñoz y Silvia Aguado, y con dirección de Agustín Flores Muñoz. Actualmente en proceso de ensayos de un espectáculo de clown el cual dirijo.



¿Qué leés en digital?
Leo algunas revistas digitales o las versiones digitales de algunas de papel (revistapaco.com, lanan.com.ar,elcircense.comrevistaohmagnolia.com), algunos diarios, -más bien algunos suplementos de algunos pocos diarios-. Pero por sobre todo, lo que más leo son blogs. Me encanta el formato blog, y celebro aquellos que resisten aun hoy. Lamento con nostalgia que el formato se haya ido perdiendo o mutando.
Abrí mi primer blog en 2007. Y a partir de allí, me volví fanática de muchos ajenos. Retomé con todo la lectura de blogs con el embarazo de mi hijo. Descubrí un inmenso y genial universo de blogs sobre maternidad. Tanto los más poéticos así como los más “lado B de la maternidad”. En el puerperio, aquellos “lado B” me fueron de total apoyo. Las madrugadas despierta con las tetas al aire y las ojeras por el piso, eran mucho mejor con “la mala madre”. Además leía entre otros “señorita maestra”, “we can build you” “revistacotorra.com.ar”. Actualmente leo el genial “libertadcondicionalblog.com”. Y además “lavidaconella.wordpress.com”, “hoytampocovaapasar.blogspot.com.ar”, “perdisteunzapato.tumblr.com” y “chinosenchaleco.blogspot.com”.
También leo y participo (ahora mucho menos que hace algunos años atrás) de foros digitales. Los foros han sido para determinados momentos de mi vida, absolutamente CLAVES e indispensables. De la mayoría de los foros me he llevado muchas y enormes amigas, con quienes hoy comparto la vida diaria (de manera digital y de manera personal).
Y también detrás de muchos de los blogs que nombré, hay hoy grandes amigas. Con las que además de leerlas, me tomo unos tés cada tanto. Y después dicen que la tecnología solo sirve para distanciarnos los unos de los otros.
Libros digitalizados, también, pero mucho menos.
.
¿Tenés tablet o e-reader?
Tengo tablet. Tenemos. Es de uso familiar. Pueden imaginar las disputas. Ahora agréguenle más adrenalina. Allí estamos.
.
¿Qué opinás del ebook?
Opino que si el formato digital ayuda a que más gente, de todas las edades, tengan más acceso a la lectura, entonces me genera simpatía. Personalmente mi experiencia con el ebook es escueta. Pero si facilita el acceso masivo a la literatura, lo banco. Yo necesitare más tiempo para hacerme amiga. Todavía el libro en papel me sigue pareciendo insuperable. Material, poética y concretamente.
.
¿Cuál es tu experiencia con el libro digital?
Como lectora, he leído libros digitales. Recetas, alimentación, alergias alimentarias, pero sobre todo de maternidad cuando he estado en pleno puerperio y pegaba manotazo de ahogado a la literatura sobre el tema. Participo de varias “comunidades” de madres dentro de los cuales circula bibliografía de todo tipo. Pero siempre me ha pasado lo mismo: leo unas páginas, si me interesa, necesito imprimirlo, anillarlo y leerlo en papel. No puedo con eso. Aún.
Es lo mismo que me pasa cuando me envían un material de trabajo (guión, texto, canción) que debo aprender y luego actuar. Necesito el papel sí o sí. Tocarlo, doblarlo, escribirlo, tacharlo, meterlo en una mochila en la que probablemente me sentaré encima en un ensayo o le derramaré té y volveré a imprimir. El formato papel me gusta y me resulta irreemplazable para ciertas cosas, por ahora.
El formato digital me maravilla y me parece genial. Pero por el momento, lo vinculo a otro tipo de actividades.


Clases de clown por Silvia Aguado. Anuales, cuatrimestrales e intensivos de verano.
Próximo taller: Intensivo de verano, del 9 al 13 de febrero 2015, de 19 a 21 hs. Semana intensa y payasa.
Info sobre los talleres: www.unchapuzon.com.ar
Info sobre mi trabajo como clownwww.rompiente.com.ar



Link a la nota: https://www.facebook.com/ed.outsider/photos/a.104808512929951.6665.100244940052975/727827513961378/?type=1&pnref=story

martes, 15 de febrero de 2011

Crítica de "Espectáculos de acá" por Lucila Spinetta

Posted by Lucila Spinetta
Llega una mochila cargada de…


A sala llena en “No avestruz” esperamos con mucha expectativa lo que está por arrancar. No es para menos, las críticas han sido muy buenas y Rompiente es el claro ejemplo de que la publicidad de boca en boca es el mayor incentivo para los artistas.
Esta creación de Silvia Aguado (la protagonista), Agustín Flores Muñoz y Lila Monti tiene muchos momentos perfectamente logrados y a destacar. Con una clara impronta de Lila Monti la obra nos permite transitar por diferentes emociones.
Ruda se presenta ante el público con una mochila muy pesada pero ignoramos su contenido, aún no sabemos qué es lo que le pesa tanto. Aparece y observa agradecida, incluso su postura corporal agradece y saluda.
A lo lejos se pueden escuchar las olas iluminadas de tanto en tanto por un faro con el cual la protagonista interactúa y juega. Del mismo modo el público participa de ese juego recordando que nunca se es lo suficientemente grande como para jugar.
Cada uno de los objetos acumulados en la mochila de Ruda son símbolos que refieren a algo más y ella nos va enseñando que representan en su vida… nos hace participes de su historia. Libros, galletitas, grabadoras, muñecas, cuadernos, almohadones son algunos de los elementos que contenía su mochila.
Sin embargo el objeto más preciado por ella no aparece y es en su búsqueda que terminamos de conocer a la protagonista. El cassette aparece y ella nos invita a oírlo. Recuerdos de la niñez y la melancolía por una época pasada generan un quiebre en el personaje.
Un faro se enciende para iluminar el lugar, como ya lo había hecho previamente, y Ruda recuerda que debe seguir su viaje, continuar hacia el destino que anhela llegar. Aunque no tenemos la certeza de cuál es ese lugar, la payasa se muestra muy segura acerca de cuál es su objetivo. 
Y del mismo modo en el que llegó se va. En realidad no se va igual. Retoma su camino hacia su meta pero despojada de todo lo material. Ruda descubre y nos permite descubrir a nosotros que lo más importante son los recuerdos que uno guarda y que esos recuerdos no nos deben pesar.
 Ficha:
Ficha artística-técnica
Payasa: Silvia Aguado (Ruda)
Creación: Silvia Aguado, Agustín Flores Muñoz, Lila Monti
Dirección: Agustín Flores Muñoz
Gestación: Lila Monti
Asistencia de dirección: Carolina Díaz Benavidez
Asistencia de escenario: Agustina Aguirre
Asesoría dramatúrgica: Mariano Saba
Diseño de luces: Ricardo Sica
Escenografía y vestuario: Silvia Aguado
Música: Agustín Flores Muñoz
Entrenamiento físico: Erica Ynoub
Diseño gráfico: Andrés Kyle
Fotografía: Laura Wohlgemuth, Natalia Rubinstein
Video difusión: Ignacio Gutiérrez Arribère
Asistente en función: Andrea Bohrn
Prensa: Marisol Cambre
Producción general: Silvia Aguado
Gacetilla:
http://www.espectaculosdeaca.com.ar/?p=8358
Posted in Criticas




sábado, 5 de febrero de 2011

Crítica de Isaac Eisen para Prensa Zona Norte:

"Rompiente"

Enero 2014
Por Isaac Eisen para Prensa Zona Norte

En el NoAvestruz espacio cultura se ha formado un muy interesante circuito de clown-payaso que ya funcionó muy pero muy bien, a fines del año anterior. Sin quizás formar parte específica de esa secuencia se presentó Rompiente, con una brillante interpretación de Silvia Aguado. Se trata del viaje de RUDA, que así se llama el personaje y el cuento o la historia preferimos, como siempre, que lo descubra usted, con eso le estamos anticipando que es muy recomendable este espectáculo.

Silvia Aguado maneja muy bien las onomatopeyas tan características de este género pero le agrega un plus, habla bastante por lo tanto ayuda al espectador a elaborar su historia. Aquí hay una generosidad manifiesta hacia el público, en este sentido, y que paga su entrada no para tratar de descifrar nada sino para sentir y emocionarse, y aquí ese objetivo se logra plenamente y es quizás la manera de que más gente se acerque a este tipo de espectáculos. A veces quizás un poco restringido para cierto público habitué de teatro, pero que todavía no llega a popularizarse como opción plena de una salida para jóvenes y adultos. Y se lo merece por la calidad que vienen demostrando en ascenso constante de progreso, y la difusión últimamente obtenida está ayudando a lograr ese objetivo.

Vaya, no lo dude. Silvia Aguado es además, no agresiva, amable y dulce en su acting. No trata de poner al público en apuros, un recurso muchas veces usado cuando falta argumento. NoAvestruz está ubicado en pleno Palermo así que después puede seguir disfrutando con una buena cena o una cervecita, para este verano caluroso porteño.



lunes, 24 de enero de 2011

Entrevista en Revista Elixir, por Mariana Gil Juncal

ROMPIENTE

Entrevista en Revista Elixir, por Mariana Gil Juncal
Enero 2014




Crítica de "Escenarios Nacionales" por Pablito Lancone

Enero 2014

Rompiente

Ruda (Silvia Aguado) está de viaje. Lleva a cuestas una enorme mochila, cargada de objetos que ha ido juntando a modo de “memoria ambulante” a lo largo de su vida. Así, pesada y cansada, llega a una playa. Bamboleante por el bártulo gigantesco de sus pertenencias detiene su marcha. El peso de su equipaje la obliga a tener que decidir qué dejar y qué retener para seguir su camino.  
Así, al lado del mar, y con un faro de testigo, descubrirá que algo importante le falta entre sus cosas más preciadas. Un objeto parte fundamental de un juego, que es, a su vez, una fuente inagotable de registros de viejos recuerdos.   
Con todo ello Silvia Aguado despliega un trabajo corporal maravilloso. Entre la gracia, la melancolía y la ternura, no hacen falta muchas palabras para que se crea el clima perfecto para este viaje. Y que su protagonista se nos vuelva entrañable.
Formada en clown y teatro con los mejores maestros del país, su protagonista también incursionó en técnicas de canto, acrobacia y danza. Talento que demuestra en el escenario sola, aunque por momentos esos objetos significativos para ella parezcan tomar vida y convertirse en sus compañeros.
Así la sonrisa se hace cómplice y sus pequeños gestos y actos invitan a compartir su viaje, sus recuerdos. Recordar, del latín re-cordis: volver a pasar por el corazón.


Ficha técnica:
Actriz: Silvia Aguado.
Guión: Silvia Aguado, Agustín Flores Muñoz, Lila Monti.
Dirección: Agustín Flores Muñoz.
Teatro: NoAvestruz (Humboldt 1855) Tel. 4777-6956
Funciones: Sábados 22:30hs.
 Pablito Lancone 




martes, 11 de enero de 2011

Crítica de "Crítica Teatral" por Sol Lebenfisz




Rompiente


Una pausa fuera del tiempo
Obra con dramaturgia de Silvia Aguado, Agustín Flores Muñoz y Lila Monti, con dirección de Agustín Flores Muñoz

Enero 2014, por Sol Lebenfisz


Lo primero que esta reseña debe decir acerca de Ruda (la protagonista y única habitante de ese mundo, hecho en el límite entre la playa y el mar, en el que se desarrolla Rompiente), es que no siempre anduvo de pantalones y chaleco. No. Cuando yo la conocí, Ruda franqueaba el umbral de la timidez envuelta en un femeninísimo –si se me permite el neologismo- vestidito colorado, lleno de tules y plumas.

Lo segundo que esta reseña debe aclarar, aunque ya esté dicho, es que quien escribe conoce a Ruda desde hace mucho tiempo.Y que incluso ha tenido la alegría de compartir una parte de ese camino que empezó con el femininísimo vestido colorado y que ahora desemboca en estaRompiente,en este otro umbral donde la espuma del mar se revuelve de alegría y se mezcla con la playa, y, cuando ya nos habíamos acostumbrado a su presencia, a las cosquillas que nos hace en los pies, se retira, como una novia de salque arrastra el velo, y se confunde con el resto del horizonte.
¿Estoy hablando de la espuma o estoy hablando de Ruda? De las dos.
Ruda viene contando los pasos. Se nota que el camino empezó allá lejos y hace tiempo. Atrás, muy atrás del público. Más atrás, incluso, que el vestidito colorado. Avanza y cuenta, llevando a cuestas una mochila llena de objetos-recuerdos que en algún momento empezaron a pesar. Entonces Ruda traspone una frontera: de pronto, se encuentra delante del público. Sus pasos la han dejado aquí, frente a nosotros, de un momento al otro, así como el mar a veces trae un caracol hasta al lado de nuestra sombrilla. Este encuentro inesperado es lo que detiene su marcha, y lo que hace patente el cansancio. Entonces, así, casi por accidente, Ruda hace un alto.
Ahí, en ese espacio y en ese tiempo fantásticos, umbrales que todos hemos atravesado y atravesamos en nuestras vidas, sucede Rompiente.Digo fantásticos porque –casi- nunca, nada, nadie se detiene. La vida sigue siempre para adelante, y si no contamos igual nos cuenta. Y si no miramos hacia atrás, ni hacia adelante, ni revisamos la mochila llena de cosas, ni pedimos deseos, ni nos miramos a los ojos, igual sigue. Menos intensa, quizá, pero sigue.
Pero ahí está la payasa, la actriz, la poeta y la creadora incansable que es Silvia Aguado. Ahí viene la ola de Rompiente y nos invita a hacer ese alto entre la espuma y la arena. Nos convoca a hacer una pausa fuera del tiempo (porque sólo fuera del tiempo puede hacerse)
Rompiente es de esos espectáculos que, con una simpleza admirable, ofrece la posibilidad de pausar el movimiento incesante de la vida.Nos da la mano y nos lleva por un caminito en la espuma, en el que podemos sonreír de congoja ante un recuerdo, largar una carcajada de disfrute en un juego tan pavo como genial, y llorar mares de emoción por la intensidad y la belleza de la existencia.
Como suelen repetir los maestros de clown, los payasos crecen junto con uno. El clown, como técnica de composición de un universo poético, implica una constante conexión con las propias emociones y estados, con las obsesiones, las pasiones, las taras, el humor, etc, de cada uno, en cada momento de la vida. Por eso los payasos crecen. NOS crecen.
Mucho de eso tiene que ver con su capacidad de estar aquí y ahora, en el presente absoluto. De ver pausas donde no las hay. De inventar altos en el camino. De ser la ola y  la playa al mismo tiempo. De mirar a los ojos a la vida, reírla, llorarla, tropezarla, reírla de nuevo, y seguir caminando.

Sol Lebenfisz

ELENCO:
Silvia Aguado

FICHA TÉCNICA:

Música: Agustín Flores Muñoz
Vestuario, escenografía, producción: Silvia Aguado
Diseño de luces: Ricardo Sica
Video: Ignacio Gutiérrez Arribere
Fotografía: Natalia Rubinstein – Laura Wohlgemuth
Diseño gráfico: Andrés Kyle
Entrenamiento corporal: Erica Ynoub
Asesoramiento dramatúrgico: Mariano Saba
Prensa: Marisol Cambre
Gestación: Lila Monti
Asistencia de escenario: Agustina Aguirre
Asistencia general: Andrea Bohrn
Asistencia de dirección: Carolina Díaz Benavente
Dirección: Agustín Flores Muñoz

NoAvestruz – Humboldt 1857 – CABA – Tel: 4777-6956
Viernes y sábados 22.30hs
Localidades: $ 60.-